free website maker
Mobirise

Manuel Reyes Santana / C.C. Iniciativa Isleña

1º Insular Velocidad 2018
1º Insular Velocidad 2014
1º Insular Pichones 2014
1º Insular Fondo 2009
2º Insular Medio Fondo 2015
2º Insular Pichones 2013
2º Insular Velocidad 2013
2º Insular Zona Ciudad 2010
3º Insular Zona Ciudad 2016
3º Insular Zona Ciudad 2017
3º Insular Zona Ciudad 2013
3º Insular Designados 2010
3º Insular Fondo 2010

Manolín, así es como lo conocemos, empezó a una temprana edad en este mundillo. Ya desde los 8 años estaba rodeado de bandos de palomas por los cuatro costados. No importaba en qué dirección miraba, el cielo estaba surcado por palomas mensajeras.
Entendiendo que Manolín se crio en la Vega de San Jose, Las Palmas, donde por aquel entonces había cientos de colombófilos, casi cada azotea tenía su palomar. De pronto, un día, su padre le trajo una pareja de palomas que le había ofrecido un compañero e inmediatamente se construyó un mini palomar con una caja de madera que se usaban para la fruta.
El día que Manolín hizo la primera comunión, su vecino le regaló un pichón y aquí empieza su afición.
Después de la caja de frutas, se construyó un palomar de tirillas de madera y tela metálica con dos compartimentos. Hoy en día tiene unas instalaciones comprendidas en tres divisiones destinadas a las palomas de vuelo, una para pichones y dos para reproductoras. Tiene 140 palomas, de las cuales 20 parejas son reproductoras. Manolín, desde niño, fue un enamorado de las palomas Janssen. Sus palomas todas tienen sangre de la línea Jannsen, que durate los años ha cruzado con palomas de mucha calidad como Las Koopman, van Loon y Leo Heremans. No obstante, La línea Janssen siguen siendo su preferida y trata de conservarla.
EL tiempo para dedicarle a las palomas, por cuestiones laborales, no es demasiado y por ello vuela sus palomas con una combinación de viudez según el sistema tradicional y celibato. Los viudos, 12 parejas, solo compiten los machos. Con estos dos sistemas tiene un amplio abanico de palomas en condiciones de volar durante toda la campaña.
Se puede dar el caso si el trabajo no permite disponer de mucho tiempo, entonces usa el sistema natural, así puede entrenar las palomas, machos y hembras todas juntas. Con estos tres sistemas ha ganado campeonatos Sociales e Insulares. “El mejor sistema es el mejor que se adapte a tu colonia, siempre y cuando sean bien llevados”. Para obtener estos fantásticos resultados, repetimos, las palomas deben adaptarse a tus posibilidades.
La alimentación básica que usa Manolín es de modesta procedencia. Él ha probado todo tipo de raciones y ha llegado a la conclusión que con una formula elaborada con granos de calidad y una mezcla equilibrada que aporte los mínimos exigidos, tanto en la cría como en la competición, le ha dado magníficos resultado.
Como a la gran mayoría, a Manolín también le gusta una paloma bien hecha, musculada con un equilibrio y un plumaje sublime: una paloma en forma de pera. Sin embargo, la selección en la mano no es la única, la cesta de concurso le ofrece una información vital que la respeta y a partir de ahí selecciona definitivamente las palomas que van a ocupar un puesto en el palomar para la próxima campaña.
En el ámbito sanitario, juega un papel muy importante los tratamientos preventivos desde los primeros días de independencia de los pichones. Éstos son tratados, desparasitados y vacunados. Esto se repite a todas las palomas unas semanas antes y después de la campaña de competición y de cría. Todas las palomas del palomar son revacunadas obligatoriamente contra Paramyxo virus después de la muda. Terminando la entrevista con Manolín Reyes, le preguntamos por algún consejo para los que quieran iniciarse en este deporte. Nos comenta que las instalaciones son bastante importantes, siempre dentro de las posibilidades de cada uno.
A ser posible comprar palomas de calidad, si no acudir a algunos colombófilos amigos conbuenos resultados durante años. Palomas campeonas y ganadoras no se producen en serie. Una buena alimentación equilibrada y constante. El cuidado diario, por su puesto es imprescindible.
A pesar de todo el factor suerte y la paciencia son aliados de nuestro magnífico deporte.


P.R.